Tempus fugit

Cuando Caravaggio pintó su conocido Cesto con frutas a finales del siglo XVI, presentó una pintura que denota el paso del tiempo: si nos fijamos detenidamente en la fruta y en las hojas descubriremos numerosos indicios de que el proceso de descomposición ha comenzado.

En el film Stil life, Sam Taylor-Wood aborda el mismo tema. La música es de Keith Kenniff. El trabajo se puede ver en el Exploratium (San Francisco, EEUU).

 

Por Johnatan Pascual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.